GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Lectio divina del 23 de Septiembre de 2013

Lectio Divina :
Lunes, 23 Septiembre, 2013
Evangelio según Lucas 8,16-18
(25ª Semana del Tiempo Ordinario-Ciclo C)


1) Oración inicial
Señor, tú que te has dignado redimirnos y has querido hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor de padre y haz que cuantos creemos en Cristo, tu Hijo, alcancemos la libertad verdadera y la herencia eterna. Por nuestro Señor.


2) Lectura
Del Evangelio según Lucas 8,16-18
En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: "Nadie enciende una vela y la tapa con alguna vasija o la esconde debajo de la cama, sino que la pone en un candelero, para que los que entren puedan ver la luz. Porque nada hay oculto que no llegue a descubrirse, nada secreto que no llegue a saberse o a hacerse público.
Fíjense, pues, si están entendiendo bien, porque al que tiene se le dará más; pero al que no tiene se le quitará aun aquello que cree tener".
Palabra del Señor



3) Reflexión
Jesús dijo a sus discípulos: No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz.

El evangelio es como una lámpara, que cumple con la función de mostrar con la luz, lo que no se ve por estar en las tinieblas, a la luz nada puede permanecer escondido.

Para el cristiano, sin embargo, no acaba todo en ver la luz del evangelio o en que éste sea manifestado a todos. Quienes han recibido el mensaje-luz del evangelio, tienen que hacerlo producir, o lo que es igual, hacerlo vida.

Pero al mismo tiempo tiene que convertirse, a su vez, en luz que ilumine, pues una luz que no ilumina, no sirve para nada.

‘Te he destinado a ser luz de las naciones, para que lleves la salvación hasta el último rincón de la tierra’”. (Hechos de los Apóstoles 13,14. 43-52)

En otra oportunidad, Jesús también les dijo a sus discípulos: “Ustedes son la luz del mundo”. La luz de los discípulos es la misma que la de su Maestro Jesús. Sin la luz de Cristo, el mundo queda en tinieblas. Y cuando se camina en la oscuridad, se tropieza y se cae.

Para la Luz de Cristo, nada queda oculto. “Yo soy la luz del mundo –dice el Señor–; el que me sigue tendrá la luz de la vida”.

Jesús nos dice : Porque no hay nada oculto que no se descubra algún día, ni nada secreto que no deba ser conocido y divulgado.

¿Qué se le puede ocultar a Dios? ¿Qué se puede tapar, encubrir a la vista o impedir que se note a los ojos de Dios?, absolutamente nada se le puede esconder, pero Dios no se conforma con lo exterior, con demostraciones mediante ritos o ceremonias, porque estas cosas tienen sentido solo cuando nacen en el interior, y es porque El mira el corazón, “La mirada de Dios no es como la mirada del hombre, el hombre mira las apariencias, pero Dios, mira el corazón” (1 Sam 16,7). En consecuencia, nuestro corazón sebe ser puro, libre de odio, rencor, vanidad, libre de todo lo que nos impida amar, transparente a la Luz de Cristo.

Pero la purificación del corazón es obra del Espíritu Santo, y esto sucede cuando se abre el corazón al Espíritu, es así como con un corazón abierto, entregado al Espíritu Santo, poseído por El, nos libera de todo los que no es agradable a Dios, no deja nada oculto al Señor, entonces surgen rectos y buenos sentimientos, buenas obras y buenas acciones.

Luego el Señor nos dice: Presten atención y oigan bien, porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que cree tener

¿Qué es lo que se debe tener? Algo muy importante en el estado del hombre ante la gracia, el corazón vacío de todo lo nocivo, pernicioso y desfavorable, esto es, un corazón limpio. Porque si esta vacío de maldad, se esta más dispuesto a recibir a Cristo, abierto ante el don de la vida que el Señor nos brinda, por eso recibirá más, recogerá la totalidad del reino. Al contrario, el que no tiene, su corazón dispuesto, especialmente porque no ha dejado que la gracia le penetre, se le quitará hasta lo que cree tener, y de este modo fracasando completamente, y enfrentándose al misterio de la perdición definitiva de aquél que no ha vivido en el plano de la gracia, por mucho que su existencia fuera estupenda en los planos terrenales.

También, algo que debemos tener es transparencia, esto es la capacidad de un cuerpo para dejar pasar la luz, porque los cristianos debemos ser transparente con el Señor, debemos iluminar nuestro corazón, nuestro interior e iluminar el ambiente en que vivimos y trabajamos, no se comprende un discípulo del Señor sin luz, sin la luz de Cristo.

Cristo es la Luz ¿Qué significa la luz? La luz ilumina el mundo para que el hombre pueda ver y orientarse. Ilumina los caminos de la vida y pueden por eso ser recorridos, y sacarnos de las tinieblas, que es la falta luz, es gran ignorancia y confusión por falta de conocimientos, de visión y fe.

La luz esta en esa lámpara que es el mensaje del Evangelio, y el cristiano tiene que mostrar con hechos la asimilación del mensaje evangélico. Al que produce, esto es, al que pone por obra ese mensaje se le dará; al que no, se le quitará hasta lo que cree tener. No se entiende que el discípulo que ha conocido la luz, pueda seguir viviendo en tinieblas.

Es una invitación del Santo Padre Juan Pablo II, homilía de cuaresma, nos exhortaba: “dejar que la luz de Cristo ilumine nuestra vida y nos comunique la fuerza para anunciar y testimoniar el Evangelio a nuestros hermanos”. Como bien sabemos, es un compromiso que implica a veces muchas dificultades y sufrimientos. También lo subraya san Pablo, al dirigirse a su fiel discípulo Timoteo: «Toma parte en los duros trabajos del Evangelio» (2 Tm 1, 8).


4) Para la reflexión personal


5) Oración final
Alaben su nombre entre danzas,
haciendo sonar tambores y cítaras.
Porque Yahvé se complace en su pueblo,
adorna de salvación a los desvalidos. (Sal 149,3-4)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified